Rejevenecimiento con Mesoplastia Facial

Rejevenecimiento con Mesoplastia Facial
24/04/2017

La mesoplastia facial es una técnica especial de rejuvenecimiento que consiste en la infiltración en la piel de un complejo de vitaminas, oligoelementos y ácido hialurónico. Esto produce un efecto de revitalización y una reestructuración facial.

En algunos casos, y dependiendo de la necesidad, se puede considerar la posibilidad de infiltración de toxina botulínica y otros rellenos.

Las sustancias infiltradas actúan sobre músculos, tejido subcutáneo, dermis y epidermis, consiguiendo así reestructurar volúmenes y tensar la piel.

La mesoplastia es una técnica que no requiere de incisiones. Es decir, sin cirugías y sin necesidad de incapacitar al paciente.

La infiltración permite situar directamente dentro de la piel (dermis) los elementos que esta pueda necesitar en caso de ser necesario cubrir ciertas deficencias.

Previa preparación de la piel, se aplica una anestesia tópica para aliviar posibles molestias. Esta técnica puede producir un enrojecimiento del área tratada y, en algunos casos, pequeños hematomas.

Si bien, en general, lo más usual es iniciar con tres sesiones, una cada 15-30 días, y el resultado se mantiene aproximadamente por un año, tanto el tratamiento inicial como las sesiones de mantenimiento posteriores dependerán de cada paciente.

La mesoplastia puede combinarse con otras técnicas dentro de un programa de rejuvenecimiento cutáneo. Por ejemplo, es muy útil como tratamiento complementario a cirugías estéticas de rostro (lifting), tensados faciales con radiofrecuencia, peelings, etc.

Si tienes en mente realizarte una mesoplastia, puedes contactarte con nosotros aquí: http://www.clinicasarroyoantiaging.com